Condado de Huelva

Almonte inicia las obras de la Catedral Efímera

catedral

El arco central tendrá una altura de casi 20 metros y contiene varias novedades en su estructura

El Ayuntamiento de Almonte ha iniciado las obras de construcción de la Catedral Efímera que se levantará en la plaza Virgen del Rocío con motivo del traslado de la Patrona de Almonte, que tendrá lugar el próximo 19 de agosto. El Arco, diseñado por la arquitecta municipal Natividad López, tendrá una altura de casi 20 metros y será “espectacular por su dimensión, los materiales y su aspecto novedoso”, tal y como ha destacado la alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa, durante una visita a los talleres en los que se han iniciado las obras.

Se trata de una “gran obra desde el punto de vista arquitectónico”, ha remarcado la regidora almonteña, al tiempo que ha resaltado que se han realizado “numerosas pruebas para dar con los elementos y la fórmula constructiva más adecuada, siempre respetando la tradición”.

Las obras supondrán una inversión de 685.000 euros y fueron adjudicadas a G-Metal, una empresa especializada en este tipo de proyectos que, por el momento, ha llevado a cabo una maqueta técnica y ha comenzado los trabajos de fabricación de la estructura, que contará con “tubos de aluminio curvado de bastante espesor para soportar la altura de casi 20 metros en la cúpula central”, ha explicado el representante de la empresa Jorge Vázquez.

El Arco será realizado por primera vez a través de una aleación de aluminio y titanio blanco, con lo que el Consistorio almonteño da un paso adelante en seguridad y levantará una estructura que responde a los parámetros de solidez recogidos en la legislación.

Asimismo, la Catedral Efímera, que se levantará como cada siete años en la Plaza Virgen del Rocío de la localidad, lucirá este año en un espacio renovado de manera integral gracias a las obras de remodelación de esta céntrica plaza llevada a cabo por el Ayuntamiento y que alberga su cimentación

La alcaldesa del municipio ha destacado la importancia de esta actuación, que ha supuesto una inversión de casi de 250.000 euros, pues con ella, en primer lugar, “conseguimos preparar la plaza para lo que supone la Venida de la Virgen a Almonte desde el punto de vista turístico, de la seguridad y de nuestra tradición y devoción”, ha resaltado Espinosa. Además, en segundo lugar, “tal y como nos obliga la legislación, aprovechamos para eliminar las barreras arquitectónicas sin tocar las características esenciales de un lugar emblemático como éste”, ha añadido.

La alcaldesa ha recordado que la Venida de la Virgen y la estancia de la misma en el pueblo de Almonte, que este año coincide además con el centenario de la coronación de la Patrona de Almonte, ha sido declarada de Excepcional Interés Público, por lo que “hemos apostado por la excelencia para preservar y engrandecer nuestras tradiciones a la vez que apostamos por generar una dinámica turística en torno a estos acontecimientos que van a repercutir económicamente en el municipio”.

Haz tu comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

To Top