Estudiantes

Besamanos a la Virgen de la Esperanza

7
  • 1
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 1
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10

Este 8 de diciembre ha sido muy especial para la Hermandad de San Francisco. La bendición del nuevo retablo del Santísimo Cristo de la Expiración y las obras del tesoro y columbario de la Iglesia de Santa María de la Esperanza van cumpliendo el último poryecto de un templo que para el besamanos de la Esperanza mostraba la mejor de sus caras.

La priostía de la corporación, con José Fernández a la cabeza, vestidor de la imagen, han creado un elegante altar que enmarca a la venerada dolorosa en un dosel formado por los arbotantes del antiguo retablo del titular cristífero. La Esperanza lucía su manto de salida y la saya de la coronación, así como la toca de aquel 3 de junio del año 2000. La medalla de Huelva sobre su pecho y la corona de la coronación completaban el ajuar.

También era la puesta de largo de Antonio Rivera como florista de la Hermandad de San Francisco, quien elaboró un elegante exorno floral compuesto por cuatro jarras y dos columnas de flores.

Numerosas personas acudieron al besamanos de una de las grandes devociones de la ciudad, que seguirá recibiendo el beso de sus hijos hasta el domingo.

Haz tu comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

To Top