Noticias

Juan Ignacio Reales invita a los almonteños a que la procesión sea al alba

rocio

El presidente de la Hermandad Matriz anima a los almonteños a que la extraordinaria de la Virgen del Rocío se produzca al amanecer del 8 de septiembre, como sucedía antiguamente

La procesión de la Virgen del Rocío nunca ha estado sujeta a horarios establecidos y normas impuestas, pero sí ha ido evolucionando a lo largo de la historia, adelantando en horas el salto a la reja. Hace algunos años, la Patrona de Almonte comenzaba su procesión por la aldea con los primeros rayos del sol, al alba, que era la señal de inicio para que el procesionar de la Blanca Paloma comenzara.

Para la procesión extraordinaria del próximo sábado con motivo del centenario de la coronación canónica, la Hermandad Matriz pretende que se recree las salidas de antaño de la Virgen. Su presidente, Juan Ignacio Reales, ya adelantó que se incorporará algún exorno estético que recuerde a aquellas imágenes en blanco y negro en el que la Virgen procesionaba por un Rocío muy distinto al actual.

Por eso, dando un paso más en la recreación histórica de estas antiguas procesiones, Juan Ignacio Reales ha animado a todos los almonteños a que la procesión extraordinaria de la Virgen del Rocío del próximo sábado se produzca al alba. Así lo ha indicado en su propio perfil de Facebook, donde ha través de un sentido y emotivo texto precedido por la frase “En la procesión de la Virgen, el pueblo de Almonte es soberano” ha indicado su deseo de que la Virgen salga al amanecer “como un regalo y homenaje a nuestros mayores”. El presidente de la Hermandad Matriz indica que para que pueda disfrutarse como antiguamente la Virgen tendría que salir con luz del día, así los mayores podrán disfrutarla “junto a sus hijos y nietos, unidos todos en familia”.

“Es cierto que lo más importante de esta procesión, como de cualquier otra, no es la hora de salida de la Virgen, sino que ésta transcurra de la mejor manera posible” expresa Juan Ignacio Reales en su texto, indicando que “para los que somos de mi generación, año arriba o año abajo, poco nos importa y en nada va a enturbiar nuestra alegría y felicidad, el hecho de que salga más tarde o más temprano, pues todavía podemos estar toda la noche y el día junto a Ella“. El presidente añade que precisamente ahí radica el esfuerzo de generosidad que “la Virgen nos pide a nosotros, y a los más jóvenes”, el ser “generosos con aquellos que ya no tienen esa posibilidad, los que por su edad o su salud no pueden acompañarla toda la noche, los que ya no tienen fuerzas para llevarla, pero que lo hicieron durante muchos años” y para que puedan “recordar junto a sus hijos y nietos aquellas procesiones de antaño, las que ellos vivieron, las que vivieron nuestros abuelos cuando coronaron a la Virgen”.

Juan Ignacio Reales culmina esta invitación diciendo “seamos en esta ocasión nosotros la voz de esos almonteños, y demos cumplimiento a la voluntad y al deseo de tantos hombres y mujeres de la Virgen, de nuestras madres, de nuestros padres, abuelos, de nuestros hijos pequeños, de los que están enfermos, de los que ya no pueden llevarla, de los que no podrán estar en la reja, de todos aquellos que en una ocasión extraordinaria como ésta, se merecen que les hagamos este hermoso regalo, para que podamos disfrutarla todos juntos, como una gran familia, como el pueblo elegido de la Virgen”.

Haz tu comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

To Top