Buena Muerte

La alegoría de la Anunciación en el besamanos de la Virgen de Consolación

2-1
La Virgen de Consolación y Correa en sus Dolores en su anual besamanos/ Manuel Soto.
  • 1-1
  • 1
  • 2-1
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 1-1
  • 1
  • 2-1
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9

Como cada tercer jueves de mayo, la Virgen de Consolación y Correa en sus Dolores baja de su camarín para ser expuesta en solemne besamanos. La priostía de la cofradía de la Buena Muerte, en un alarde de buen gusto, ha levantado un soberbio altar que realza la imponente belleza de esta imagen.

El montaje es una alegoría de la Anunciación, misterio titular del convento. María, llena de la Gracia del Espíritu Santo, ha recibido el anuncio de Gabriel mientras se encontraba en oración. Ante su reclinatorio, la Biblia aparece abierta por el libro de la Sabiduría, en el que se profetiza la venida del Salvador.

La Virgen luce esplendorosa vistiendo la saya de Elena Caro y manto cedido por la Hermandad de los Dolores de Santiago de Gibraleon. Estrena puñal de Raúl Cejas sobre diseño de José Antonio Manzano, mantilla española de blonda y pañuelo del siglo XIX, todo donado por hermanos y Devotos. Recupera después de años la flor de talco que lleva en la mano.

El exorno floral está compuesto de rosas, lilium, hortensias, Margaritas, lisiantum y statice, por Galo floristas.

Haz tu comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

To Top