Andévalo

La Virgen de la Peña volvió a cautivar el corazón de los andevaleños

El Cerro del Águila volvió a convertirse un año más en el epicentro de la devoción mariana de la provincia. Era el último fin de semana de abril y se celebraba una de las romerías más numerosas y antiguas de la provincia: la de la Virgen de la Peña, que como cada último domingo de dicho mes, sale a recorrer el bello entorno de su ermita, asomándose al balcón natural del cerro para bendecir toda la comarca.

Como marca la tradición, la procesión fue precedida por la ‘Danza de las espadas’, danza ritual que se transmite de padres a hijos y que constituye una de las señas de identidad de esta romería. Junto a la representantes de la Hermandad Matriz, también formaron parte de la comitiva quienes forman parte de las filiales llegadas desde Madrid y Huelva.

Haz tu comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

To Top