Hermandades

Las Tres Caídas borda el sueño de sus hermanos para la Virgen

La Virgen de las Tres Caídas ya tiene su manto de Amor. El que sus hijos han querido y trabajado para hacerle el mejor de los regalos a su Madre. Por eso, la de ayer fue una mañana especial, distinta a todas las que los hermanos de esta cofradía han vivido y donde se descubrió el sueño a toda Huelva.

La emoción se palpaba en el ambiente desde el comienzo de un acto que se celebró en el Gran Teatro. Hermanos, devotos y cofrades, asistían con el desconocimiento de cómo se presentaría la nueva obra, cuyos trazos se habían guardado en la más absoluta dirección. Fue en los últimos compases de la marcha ‘Reina del Amor’ cuando el sueño se hizo realidad y emoción contenida rompía ante los destellos dorados del manto de Amor.

Esta maravillosa obra es el resultado de la devoción de cientos de personas a su Virgen y que ha sido materializado gracias al magnífico diseño de Juan Robles y a la maravillosa ejecución de Manuel Solano.

El acto tuvo la emoción de la historia, el gesto de cariño de una hermandad que se ha unido para decirle a su Madre cuánto la quiere, pero no sólo a través de esta joya, sino también con la obra social que ha llevado aparejado el manto, destinado a la Casa Oasis, que recoge y ayuda a madres gestantes y con hijos pequeños cuyas vidas, fuera de esas paredes, se desarrollarían en condiciones poco deseables, por ser rechazadas y excluidas en su entorno.

Haz tu comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

To Top