Reportajes

Los 7 Dolores de Nuestra Señora

Madonna Addolorata delle Sette Spade, Santo Stefano Rotondo, Roma (CIRCONCISIONE)

La devoción a la Virgen en su carácter doloroso es intrínseco a la propia vida de Jesús, que como cualquier madre sufre en su pecho como una daga la pérdida de un hijo, atravesando su corazón.

En 1233, en la ciudad de Florencia, se funda la Orden de los Siervos de María, y la devoción a la Mater Dolorosa se desarrolla a partir de finales del siglo once. La funda una compañía de 7 hombres, los siete padres fundadores.

Todas las imágenes de nuestra Semana Santa son una representación de la Virgen Dolorosa, aunque cada una de ellas tengan diferentes advocaciones, que suelen referirse a dones o atributos de la Virgen, misterios, actos sobrenaturales o fenómenos taumatúrgicos de su vida.

Los sietes dolores de la Virgen María en Huelva podrían identificarse con siete dolorosas que llevan el nombre de Dolores, entre ellas las devociones más antiguas de la ciudad:

Primer Dolor de la Virgen: La profecía de Simeón.  La Hermandad de la Merced es la única hermandad Servita de la capital, manteniendo hoy en día cultos en honor a los siete padres fundadores. Se trata de la dolorosa más antigua de nuestra Semana Santa, una obra anónima del siglo 18. Su primera salida en Semana Santa sería un Domingo de Ramos de 1792, haciendo estación de penitencia en las parroquias de San Pedro y la Congregación.  Aunque no hay certeza, es probable que la Virgen saliera antes de ese año en la jornada del Viernes de Dolores.

Segundo Dolor: La persecución de Herodes y la huida a Egipto. Existen documentos que datan de 1538 donde se hace referencia a la hermandad del Cristo de la Vera+Cruz y Nuestra Madre y Señora de los Dolores, probablemente del círculo de la Roldana . La devoción en la parroquia de la Concepción a la Virgen de los Dolores estaba tan arraigada que ya en el año 1896 se produce la primera salida procesional de la virgen, sin el crucificado de la Vera+Cruz. Esta imagen sería destruida en la Guerra Civil.

Tercer Dolor: Jesús perdido en el Templo, por tres días. Aunque actualmente es la Virgen de la Esperanza es quien procesiona bajo palio, la Virgen del Mayor Dolor, fue la que originariamente ocupaba ese lugar. Era una imagen venerada en San Francisco desde el siglo 17, y fue destruida en el 36. La actual imagen de postguerra se atribuye al valverdeño Castilla Jiménez y al taller de Gómez del  Castillo.

Cuarto Dolor: María encuentra a Jesús, cargado con la Cruz. En el caso de la Nuestra Madre  de la Consolación y Correa en sus Dolores, tuvo varias advocaciones anteriormente, entre ellas la de Nuestra Señora de la Victoria o del Valle, siendo la imagen de autor desconocido del siglo 18. Las imágenes de la hermandad también se perderían en el 36 siendo la actual de Gómez del Castillo.

Quinto Dolor: La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor. El barrio de Las Colonias venera actualmente una imagen de los años 60 que vino a sustituir a una primitiva imagen que llega tras la creación de la parroquia en la nueva diócesis. Era de autoría anónima, y probablemente una donación de la parroquia de San Pedro, y cuyas manos entrelazadas fueron separadas por León Ortega.

Sexto Dolor: María recibe a Jesús bajado de la Cruz. A principios de los años 50 se funda la Hermandad del Descendimiento, en cuyo misterio aparecía María Santísima en la Resignación de sus Dolores mirando a la Cruz, tan solo durante una Semana Santa. Durante 10 años lo haría en otro misterio mirando a la Cruz vacía. Y desde 1975 bajo palio tras la restauración de León Ortega.

Séptimo Dolor: La sepultura de Jesús. El Perdón, pese a ser una de las hermandades más nuevas de nuestra Semana Santa, cuenta con una dolorosa de los años 40, obra de Manuel Vergara Herrera que pertenecía a una familia de la localidad sevillana de Carrión de los Céspedes, siendo restaurada hasta en dos ocasiones por el onubense David Valenciano en 1996 y 2002.

La advocación de los Dolores es la más antigua de la Virgen en sus misterios dolorosos, siendo más recientes otras denominaciones para referirse a la Madre de Dios; Ángeles, Rosario, Paz, Dulce Nombre, Misericordia, Amor, Rocío, Salud, Valle, Refugio, Estrella, Gracia, Victoria, Esperanza, Concepción, Amargura, Caridad, Angustias, Soledad o Luz.

Haz tu comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

To Top