Galería

Los salesianos acompañaron a María Axuiliadora en su tradicional procesión

Los pasos de Santo Domingo Sabio y Don Bosco, precedían el paso de la Virgen

Día de celebración en la comunidad salesiana de Huelva. Cada 24 de mayo, María Auxiliadora, la virgen que cada día vislumbran los alumnos de este colegio, salió en procesión por las calles de la Hispanidad, Verdeluz y Huerto Paco, barrios donde se recoge la devoción a los titulares de esta archicofradía que vive su día grande en el año en el que se conmemora el XXV aniversario de la bendición de la imagen que gubiara Josquín Moreno Daza.

5

Petalá a María Auxiliadora en una de las calles de la Hispanidad/ Manuel Soto.

Tres pasos componían el cortejo de la archicofradía. El primero de ellos, portado por los niños de los Salesianos, Santo Domingo Sabio, alumbrado por varios candeleros y flores de diferente tipología. Tras él, el paso de Don Bosco, portando la medalla de la ciudad, ortorgada a este centro educativo en enero de 2013. Iba acompañado por la Banda de Cornetas y Tambores Cristo de la Expiración y exornado por un friso de claveles verdes, contrastando con el color de la madera oscura de la canastilla que llevaba cuatro cartelas pintadas representando diferentes escenas del fundador de la comunidad salesiana.

1

Don Bosco con la medalla de Huelva del colegio/ Manuel Soto.

6

Santo Domingo Sabio fue portado por niños del colegio/ Manuel Soto.

Cerrando el cortejo, la Virgen de María Auxiliadora sobre su particular paso que este año presentaba avances en el dorado de su escabel, que poco a poco se va realizando. El dorado de las jarras y los arbotantes delanteros que sostienen la peana de la imagen eran el estreno de esta procesión. Antonio Rivera volvió a realzar la belleza del paso con un colorido exorno floral compuesto por rosas en tonos amarillos y diferentes flores en tonos morados y verdes.

La Banda Municipal de Lepe ponía los sones a la Virgen. Se pudieron escuchar marchas como ‘Reina de la O’, ‘Como tú, ninguna’ o ‘Madrugá Macarena’, mientras en muchos de los rincones de este barrio era recibida con una lluvia de petalos.

dsc_0383

Los alumnos del Colegio de los Salesianos formaban un numeroso cortejo vistiendo muchos de ellos el traje de comunión, o la tradicional mantilla blanca, lucida por algunas niñas del centro. En el Asilo de Santa Teresa se vivieron los momentos de mayor emoción, al cantar los alumnos una plegaria a la que es su protectora y guía durante toda la etapa escolar.

3

Niñas vistiendo la tradicional mantilla en el cortejo/ Manuel Soto.

2

Alumnos de los Salesianos vestidos de comunión/ Manuel Soto.

4

Haz tu comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

To Top