Hermandades

Redención y Salud sellan su hermanamiento

redencion

Las dos corporaciones recuperan el hermanamiento de sus orígenes fundacionales

Los comienzos de la Hermandad Sacramental de la Salud y los de la Venerable Hermandad de la Redención comenzaron casi a la par. Sus orígenes en barrios humildes y de las mismas características hicieron que las dos corporaciones quedaran muy ligadas, acudiendo en representación a cultos y procesiones que tenían lugar como procesiones de gloria.

Una pequeña imagen de tamaño académico procesionaba los Domingos de Resurrección por las calles de la barriada de la Navidad. Lo mismo hacía la Hermandad de la Salud con la imágen letífica del mismo nombre, que procesionaba por las calles de Pérez Cubillas en el mes de mayo. Jóvenes y costaleros acudían a cultos de ambas corporaciones mientras iban madurando y creciendo en la consecución de un sueño: convertirse en hermandad de penitencia. Este cambio hizo que se incorporasen nuevas personas, produciéndose un relevo generacional que dejó en el olvido la relación entre ambas hermandades.

Pero el pasado siempre vuelve y en la memoria de muchos hermanos permanecía vivo el recuerdo de esa vinculación tan especial, que en el día de ayer se ponía de relieve en la parroquia de Cristo Sacerdote, sede canónica de la Hermandad de la Redención, que acogió un sencillo y emotivo acto de hermanamiento entre ambas cofradías. De esta manera, se ha consolidado de manera oficial lo que siempre habían deseado los hermanos fundadores. Redención y Sentencia, Salud y Dulce Nombre, titulares que permanecerán unidos en el tiempo con el recuerdo emocionado de unos comienzos que, fruto del trabajo de todos cuánto pasaron por las dos hermandades, han dado para la ciudad dos cofradías santo y seña de sus barrios.

Haz tu comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

To Top