Fotos

Soledad a los pies de la Cruz

  • dsc_0018
  • dsc_0019
  • dsc_0021
  • dsc_0023
  • dsc_0027
  • dsc_0028
  • dsc_0029
  • dsc_0031
  • dsc_0018
  • dsc_0019
  • dsc_0021
  • dsc_0023
  • dsc_0027
  • dsc_0028
  • dsc_0029
  • dsc_0031

La Soledad de María aparecía a los pies de la cruz en su tradicional besamanos. Tras la celebración del triduo el pasado fin de semana en el que la Virgen se presentaba en un impresionante montaje bajo la recreación de un palio antequerano, la priostía del Santo Entierro ha optado por presentar a la dolorosa en un sencillo altar cargado de recogimiento.

Solo la luz de las velas alumbraban el rostro de la Virgen en un exorno floral blanco que contrastaba con la oscuridad de la ermita. La Soledad de María lucía su manto y saya negra bordada con media luna de orfebrería a los pies, portaba la ráfaga estrenada en la Magna y un pecherín con el corazón de la Virgen.

Dos candelabros custodiaban a la imagen en un besamanos celebrado en la víspera de la Inmaculada Concepción, que llegaron al día 8 de diciembre a través de turnos de vela que acompañaron a la imagen en la noche del día de la Purísima.

Haz tu comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

To Top