Hermandades

Un regalo para Viaplana

caridad
Virgen de la Caridad el pasado Viernes Santo/ Archivo.

La Hermandad de la Fe comienza hoy los cultos en honor a la Virgen de la Caridad por el aniversario de su bendición

caridad3Fue en un frío mes de enero de 1990 cuando la Virgen de la Caridad llegaba a la Hermandad de la fe como el regalo más preciado para los vecinos del barrio de Viaplana. La Parroquia de Santa María Madre de la Iglesia recibía a una dolorosa cuyo rostro fue capaz de enamorar a aquella feligresía que pronto la convirtió en esa Virgen en la que encontrar consuelo desde la humilde hornacina en la que quedó situada. Desde allí, Junto a una de las puertas de la iglesia, la dulce mirada de la Señora es testigo del devenir diario de devotos y feligreses.

La Cofradía del Viernes Santo se funda en 1989 con el Cristo de la Parroquia como titular, el Santísimo Cristo de la Fe, que comenzó a procesionar solo hasta la llegada de la Imagen Mariana. José Méndez González, alumndo del Imaginero Antonio León Ortega, recibe la propuesta del entonces Hermano Mayor, Jesús Sigüenza, para realizar el busto de una Virgen que encarne la futura dolorosa de la Hermandad.

El imaginero dio forma al boceto de la Virgen en barro, siendo presentado en julio de 1988 al primer Hermano Mayor y al Párroco de la iglesia. Ellos fueron las primeras personas en verlo y pronto imaginaron la que sería la titular mariana de la Hermandad de la Fe cuya junta de gobierno aprobó la realización de la Virgen que reflejaba el boceto.

La imagen fue concebida para albergar en su rostro la advocación de Caridad. Por ello, el imaginero propone a la Junta de Gobierno el cambio de nombre de la Virgen que desde la fundación de la cofradía estaba estipulado que fuera el de Santa María Madre de la Iglesia en sus Dolores. La Hermandad elevó la propuesta al Obispado argumentando las relaciones con el antiguo Hospital de la Caridad, además de complementar a la virtud de la Fe.

Así, la imagen fue bendecida el 13 de enero de 1990 en una solemne eucaristía, siendo la madrina de la ceremonia Concepción Espínola, esposa de Miguel Báez Espuny “Litri”, quien regaló un alfiler de oro para que fuera lucido por la virgen en sus salidas procesionales.

Hoy comienza el triduo que conmemora la llegada de la Santísima Virgen de la Caridad al seno de la Hermandad. Desde entonces, su barrio ha labrado a lo largo de los años un vínculo devocional con sus vecinos en los que se siente el fervor por la imagen en todos los rincones de Viaplana.

Haz tu comentario

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

To Top